TRATA DE RECORDAR QUE…
1.- TÚ NACISTE…feliz, pero luego te creíste que debías hacer felices a otros y entonces, comenzaste a sentirte incapaz por no poder lograrlo y te olvidaste de hacerte feliz.
2.- TÚ NACISTE…fiel, pero pensaste que tenías que complacer a otros y entonces comenzaste a serte infiel para lograrlo, apagaste tu llama interna y dejaste de escuchar a tu intuición.
3.- TÚ NACISTE…alegre, y comenzaste a temerle a tu tristeza y a la tristeza de otros, entonces comenzaste a tapar tus emociones para que nadie se diera cuenta de tu tristeza y perdiste tu autenticidad y negaste el poder de tu vulnerabilidad.
4.- TÚ NACISTE…pleno (a), pero comenzaste a preocuparte del “que dirán…“ y perdiste tu plenitud para encajar en el molde de la sociedad y comenzaste a sentirte vacío (a), incapaz de poder encontrar aquello que llenaría tus vacío interno.
5.- TÚ NACISTE…del amor, pero te creíste que para ser amado (a) tenías que ganarte el amor y entonces empezaste a tratar de ser perfecto (a) para ser amado (a) y por más que te esforzabas no lo lograbas, porque te olvidaste del primer amor, el propio.
6.- TÚ NACISTE…libre, pero tú enorme amor por tu familia te hizo seguir un patrón establecido para pertenecer a tu clan y entonces dejaste de cuestionarte: ¿qué quieres tú en tu realidad?
7.- TÚ NACISTE…confiando, luego algo o alguien te lastimó y comenzaste a construir barreras para defenderte, pero esas mismas barreras que impiden que otros te lastimen, también impiden que llegue a ti, el verdadero amor.
8.- TÚ NACISTE…vivo (a) pero permites morirte de a poco con culpas de tu vida, es momento de salir de eso y sentirte vivo (a), poderoso (a), valorado (a) y amado (a) otra vez por ti.
Acepta que eres profundamente HUMANO (A) profundamente imperfecto (a), ámate completo (a) y sigue adelante que estamos creciendo y aprendiendo juntos.
¡Gracias por ser tan maravillosamente tú!
Y no olvides que EL AMOR PROPIO ES LA RESPUESTA a todo, a todo.